cronoloxía do cárcere da Coruña

1317669724_extras_ladillos_1_0.jpg

FONTE:  https://antiguaprisionprovincialcoruna.wordpress.com/cronologia/

1894 Discurso del alcalde Carlos Martínez Esparís sobre la necesidad de una nueva cárcel

1895 Expediente de gestión de presupuesto para la nueva cárcel

1903 El alcalde Luís Argudín Bolivar propone la cesión de terrenos en el Campo de Marte

1924 Correspondencia entre el Alcalde Victoriano Suazes y el General Muslera sobre la conversión del Castillo de San Antón en cárcel provisional. Juan Álvarez de Mendoza, arquitecto del ministerio de Gracia y Juaticia, establece la imposibilidad de conectar el castillo con tierra dentro del presupuesto (100.000 ptas concedidas por el presidente del directorio militar a a cambio de solares para el Ministerio de Guerra)
Finalmente se decide optar por uns terrenos lindantes con la carretera de circunvalación en las inmediaciones de la Torre de Hércules

1925 Colocación primera piedra

CRONOLOGIA CARCEL CORUÑA.png

Seguir lendo

Advertisements

Entrada no cárcere

Cárcel-y-torre (1)

“Cuando entré en la cárcel de La Coruña, me pareció un edificio enorme, inacabable. Al salir, justo frente a la puerta exterior, me volví para contemplar el hall de acceso. Me pareció, de repente, muy pequeño, como si se hubiese sumido y resumido… Después de nueve meses, aquel monstruo a punto de parirme al espacio exterior, me mostraba su vientre convertido en un bucle, mitad obsceno, mitad imaginario, incluso inofensivo en su enanismo, perdido en el espacio y en el tiempo…”

José Torregrosa

No patio

Os ruidos das pisadas do camiñar paseniño, con zocos e madreñas ouvíase como si arrastráramos cadeas; eu pensaba que os espritos de outros presos que por alí pasaban iban na nosa compaña co andar silandeiro e blasfemias apagadas nos seus hirtos beizos. Nós eramos os esclavos irredentos coa rebeldía maguada sufrindo un ultraxe inútil.. que nos roía por dentro afondando a espranza dun mañán incerto

Xerardo Díaz Fernández, preso no cárcere da Coruña nos anos 1938 e 1939, e autor do libro A crueldade inútil. 1985. Edicións do Castro. Sada.

Descripción do cárcere

La prisión de A Coruña disponía de cuatro patios, separados por unas galerías, repletas de celdas en el bajo y en el primer piso, en forma de cruz. El que quedaba a la izquierda, según se entraba, correspondía a las mujeres, totalmente aislado de las instalaciones para hombres, aunque las leyendas carcelarias hablaban de visitas de ciertos personajes privilegiados (funcionarios y presos clase A) a este enclave. En el de la izquierda interior, se hallaban la barbería y otras dependencias auxiliares. En el de la derecha, deambulando todo el día, se amontonaban los presos comunes. Lo único que se les ofrecía en aquel recinto para integrarse a la sociedad, consistía en dar vueltas y más vueltas, sin otro quehacer que malcomer, realizar juegos de azar, recibir “cursillos acelerados” para circular con éxito por la senda del delito y pocas cosas más. Y por último, estaba el patio de la derecha según se entra, en cuyas dependencias, a nivel del primer piso, estaba instalada la enfermería. Dicho patio era el asignado a los presos políticos. Del mismo, sólo se salía de forma esporádica y para asuntos concretos: cortarse el pelo, buscar la comida que nos proporcionaba la prisión, recoger el vino que nos correspondía…”

Rafael Pillado: Latidos de Vida y de Conciencia. Ed. Fuxo Buxan, Ferrol, 2012