desde Carabanchel

images

Unha das cartas que Jose Humberto Baena envía  desde o cárcere antes de ser fusilado en setembro de 1975. Reflexiona sobre a súa vida. Tiña 25 anos.

“..Galicia sigue siendo la zona de España con la renta más baja, con una pobreza enorme y en donde  la mayoría de los gallegos se ven obligados a trabajar en unas condiciones de salarios miserables, de toxicidad en la fábrica. Nos vemos casi como en una esclavitud: tan pronto haces una menor propuesta te despiden. Esto no pasa solo allá, en Galicia, sino también pasa aquí,( 1) pero más allí debido a la escasez de trabajo  que es mayor que en otras ciudades. Estos problemas yo los conozco desde antes de empezar a estudiar. Hice estudios de Bachillerato superior y he empezado la carrera de filosofía con dinero que me mandaban unos parientes pues mis padres no tienen dinero para pagarme eso. Pero durante el primer curso de Filosofía por participar en unas manifestaciones estudiantiles que había en Santiago en el año setenta, fui detenido y juzgado por el TOP y expedientado. Las manifestaciones eran por motivos estudiantiles y por desacuerdo con el rector de la facultad de Filosofía y Letras, sobre todo en la manera de dirigir el centro que era de un carácter completamente fascista. Las peticiones eran de una mayor participación democrática. Peticiones que aun se siguen haciendo.

En este proceso salí absuelto. Era el año 1972 porque tardaron dos años en hacer juicio. Estuve un mes en la cárcel, estuve en las comisarías de Vigo y Santiago y en la cárcel provincial de la Coruña. En aquella época empecé a tener inquietudes políticas que eran sólo unas inquietudes democráticas  y que luego empecé a politizarlas en contacto con la vida. No sólo con los compañeros de la Universidad sino con mi familia que es pobre, con mis vecinos que son todos obreros en contacto con la realidad que vivía.

Debido a este proceso debí de dejar los estudios y traté de trabajar en diferentes sitios y siempre encontré obstáculos porque en cada fábrica exigían un certificado de buena conducta que la policía se negaba a darme a pesar de haber sido absuelto. Tampoco en aquel tiempo me daban pasaporte ni carné de conducir ni nada. Hice alguna solicitud para empresas como Citroen, construcciones navales Santo Domingo o  El Corte inglés que fueron en principio aceptada, pero luego denegadas por falta del permiso de la policía. Entonces trabajaba en un comercio pequeño, en una cervecería de camarero, vendedor de libros, o sea, trabajos eventuales, mal pagados y sin ninguna posibilidad de recibir ninguna ayuda social por mínima que fuera. Durante esto años vi la represión en Vigo, que es la ciudad que yo conocía, vi que mis mejore amigos eran detenidos por el simple hecho de pedir mínimas libertades, por pedir aumento de sueldo en su empresa y empecé a a radicalizarme un poco debido a eso. En el año 72 en  marzo en el Ferrol la policía asesinó a dos obreros de Bazán además hubo más de cincuenta heridos de bala ya que los obreros fueron ametrallados desde el alto de la torre de una iglesia. Entonces hubo huelgas en toda Galicia y en Vigo durante quince días. Hubo infinidad de despidos, heridos, hubo palos y también tiros. Como la situación se iba agravando en el mes de septiembre se llegó a la huelga general en Vigo que duró un mes y en ese mes pararon todas las empresas importantes, infinidad de comercios, cerraron bares, cines y los autobuses cuando funcionaban , eran con un policía armado para protegerle;  para en realidad para obligarle a trabajar. En estas fecha tomé parte activa, como la mayoría del pueblo de Vigo, en concreto me acuerdo que recibí una buena paliza en el arco de Quiros en la puerta del sol  de Vigo por  atender a una  viejecita que le estaba pegando un policía. Me puse delane y la metí debajo de mi en la plaza de la Princesa;  entonces empezaron a pegarme a mi también.  Eché a correr y como la única salida de la plaza era por una  calle muy estrecha del arco de Quiros , pasé por encima de la gente que estaba caida, había mucha gente y allí me molieron a palos, pero luego pude salvarme porque me metieron en un casa unos vecinos que me llamaron desde el balcón.

En la huelgas de septiembre del 72 trajeron consigo en Vigo muchos despidos y todavía hoy se sigue luchando por conseguir su readmisión….”

 

(1) Refírese a Madrid onde estivo preso no vran do 75

Advertisements

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s